Artziniega Museoan gure haurtzaroaren jostailuetako erakusketa ikusgai egongo da martxoaren 1arte.

300 objektu baino gehiago ikusteko aukera izango dugu: Panpinak, latoizko hegazkinak, gizarteko jolasak horiekin batera gure galdutako haurtzaroa gogoratuko dugu. Tokiko bildumazaleak diren Miguel Martín Zurimendi eta Álvaro Iturrasperen eskutik eta Artea Elkartearen babesa eta kolaborazioaz, Denia, Onil, Ibi eta beste herrietan antzinako denboraldian egiten zituzten jostailu ospetsuak topatuko ditugu.

Hasieran egiten ziren kartoizko eta egurrezko lanetatik, latoizkoetatik pasatuz, 60ko hamarkadan plastikoa erregea bihurtu zen arte egingo dugu bidaia. Nork ez du gogoratzen “Payá” markako “zitroen marrazoa”, Rosaura Panpina, Mekanoa, Exin, Scalextric eta beste hainbeste jostailu? Baita ere sinpleak zirenak: Kanikak, tortolasak, xiba… eta nola ez? Erregeen opari handiena zena “Abelux” txirrindula?

Garai hartako orduak eta orduak, nahiz eta gabezi handiak egon, guretzako posez beteriko egunak ziren. Etor zaitez Gabonetako nostalgia eta magia gozatzera gure oroimenen bidez. Zure zain egongo gara Museoko ordutegian.


Hasta el 1 de marzo podréis disfrutar de manera gratuita de una exposición de juguetes de nuestra infancia. Te esperamos en los horarios habituales del museo.

Más de 300 objetos entre muñecas, fuertes, aviones de juguete, juegos de sociedad, coches y camiones nos ayudarán a rememorar lo que fue nuestra infancia perdida. De la mano de los coleccionistas y aficionados locales, Miguel Martín Zurimendi y Álvaro Iturraspe, y con el soporte y colaboración de la Asociación Artea, nos reencontraremos con las más significativas producciones de la época dorada de los pueblos jugueteros de Denia, Onil, Ibi y tantos más.

 

De las primitivas realizaciones en cartón y madera, pasaremos por la producción en hojalata, para llegar a la inyección de plástico, cumbre del detalle del juguete de los 60. ¿Quién no recuerda el Citroën tiburón de Payá, la muñeca Rosaura, el Mecano, las construcciones de Exin, las pistas de Scalextric, la cocinita, la plancha y los cacharritos, el coche Mercedes de Santi Rico, las miniaturas de Sanchís y Pilen, el “Fort Apache” de Comansi con sus indios y soldados, los juegos reunidos de Geyper, el Monopoly? pero también aquellos juguetes sencillos como las tabas los cromos, canicas… y por último la bici Abelux ” el gran regalo esperado de Reyes..”

 

Horas y horas de juegos de épocas, quizás de carencia y de penuria, pero sin embargo de gran alegría. Ven con nosotros a disfrutar de la nostalgia y de la magia de la Navidad a través de nuestros recuerdos. Te esperamos en los horarios habituales del museo.